Semillero de IOTA reajustado se va a hacer esperar hasta el 10 de marzo

Tras las eventualidades, el semillero de IOTA se ha reclasificado bajo un nuevo mapa de encriptación. A través de informes oficiales, la Fundación alemana ha anunciado que el Coordinador se reactivara para procesar nuevamente con normalidad las criptomonedas para la fecha del 10 de marzo.

Igualmente, el equipo de IOTA investiga de cerca las posibilidades de que un hacker y un topo de MoonPay hayan sido el dúo responsable de haber desaparecido más de 8,55 millones de MIOTA, con valor de 1,87 millones de dólares.

Según se explica desde la Fundación, al momento en el que cerraron el Coordinador, se evitó que muchas fichas adicionales fuesen robadas de la comunidad. Desde que Trinity fue asaltada el 12 de febrero, los expertos de seguridad trabajan para resolver el asunto; es por esto que se ha decidido hacer una recomposición total de semillero de IOTA.

De este modo, relanzándolas sin cambios puede permitir al hacker proceder sin problemas, puesto a que la información a su disposición le será totalmente inútil en menos de 7 días.

El nombre de MoonPay salió a luz

En los pasillos de la Fundación IOTA, se reconoce que la entidad ha asumido la integración de terceros con MoonPay, un servicio de pasarela con cifrado fiat, como el posible infractor.

Por otra parte, los forenses digitales explican que el código de MoonPay se cargó en las wallets a través de un protocolo estándar. Se dice que a través de una sencilla solicitud HTTPS, desde una IP modificada manualmente, según los análisis del DNS del CloudFlare de MoonPay.

Presuntamente, todo esto fue realizado por medio de una API que concedió la autorización que requería la transacción. Aun así, no queda claro cómo es que el perpetrador pudo haber obtenido la clave. Aunque también se observa la posibilidad de que se gestara un contacto próximo con algún miembro del equipo de MoonPay.

Después de la tormenta

Los ojos se pusieron sobre el asalto por primera vez el 27 de noviembre; tras esto se llegó a explotar totalmente la vulnerabilidad para el 25 de enero. Para el 10 de febrero, MoonPay parcheó la brecha aparentemente sin informar a las órdenes de IOTA.

Tras todo este dramático desenvolvimiento, el porvenir de la comunidad se promete estable gracias a los esfuerzos del equipo de IOTA.

Cambiando de continente, en Latinoamérica, la tecnología Tangle se ha venido impulsado a través de IOTA Latino, presidida por el Ing. en Información Saúl Ameliach, especialista en Tangle.



Add a comment