Proyecto JINN de la tecnología IOTA aspira lograr un avance gigante en el IoT

En estos últimos tiempos la sociedad ha venido buscando formas de adaptarse al manejo de las criptomonedas; es por esto que el Proyecto JINN de IOTA está en la búsqueda de permanecer más cerca a su clientela, con la finalidad de traer a sus manos un microprocesador que sea capaz de romper el paradigma de las monedas digitales y el Internet de las Cosas.

La pregunta que más se hacen los usuarios es: ¿Qué tiene de especial este microprocesador? La respuesta viene a ser la siguiente; el proyecto JINN de IOTA se basa en un método de cálculo trinarios, por lo que el procesador reconoce los estados 0, 1 y -1.

Proyecto JINN de la Tecnología IOTA

No fue hasta el año 2014 cuando nace el Proyecto JINN, siendo anunciado por primera vez en el foro de NXT. El cofundador de IOTA Sergey Ivancheglo, fue el pionero de la invitación inicial de ese proyecto; y al mismo tiempo es el protagonista principal del natalicio y progreso de JINN para la tecnología IOTA.

Tras haberse realizado este foro, el mismo Sergey Ivancheglo, hizo la publicación de varias notas en chats, foros y twitter, en ese instante efectuó algunos escritos en los que requería una solución que se basara en la computación trinaria para hacer Qubic.

En términos generales el proyecto JINN es el sustento para que cualquier dispositivo tenga la capacidad de ratificar las dos operaciones que solicite Tangle, sin tener la necesidad de prender un computador; por ejemplo, cualquier teléfono móvil, carro u otro artefacto podría mandar transacciones por medio de Tangle.

Lo que se oye tras este reservado proyecto

EL termino JINN no se ha sido muy conocido del todo, mas sin embargo la probable operatividad de este microprocesador ya la hemos aclarado un poco, esta es la razón por la cual las especulaciones han sido frecuentes, y en la que se han hecho más hincapié es en quien tendría la responsabilidad de producirlos; el nombre que más se oye para dicho trabajo es el de la compañía Bosch.

Ya anteriormente la empresa Bosch había tenido una relación con la tecnología IOTA, ya que dicha empresa alemana dio una cantidad de plata para invertir en la fundación IOTA, para ser más específicos en diciembre del año 2017.

El Ing. En Información y Presidente de IOTA Latino Saúl Ameliach Orta, dijo que:

“2020-2030 será la década del Internet de las cosas, todo estará conectado al Internet, las fabricas serán inteligentes lo que se conoce como fabricas 4.0, los productos que se fabriquen como electrodomésticos, vehículos reguladores, válvulas, sensores, TV, equipos de cocina, equipos de sonidos, etc. tendrán conexión con el Internet y por lo tanto se debe buscar que estos artefactos hablen el mismo idioma”.

De esta forma, la actividad del hardware JINN, va a permitir agrandar y mejorar el rango de efectividad de la exitosa criptomoneda.

Hoy en día, Latinoamérica, por ejemplo, se ha hecho muy famosa positivamente con respecto a la tecnología Tangle y a su vez de IOTA. Han celebrado varios Meetups de IOTA, dirigidos por el presidente de IOTA Latino, Saúl Ameliach, especialista en tecnología Tangle.



Add a comment